Obtener una beca puede ser más fácil de lo que crees

enero 10, 2019 - 5 minute read


Antes de asistir a Concordia University Irvine, Kristina Deusch, egresada en 2014, era como muchos estudiantes: se preguntaba cómo iba a pagar los gastos de la universidad.

Kristina fue creativa, primero como estudiante de la especialización de Estudios Liberales (Liberal Studies) y después de cambiar a Inglés (English).

Después de haber sido aceptada en Concordia en 2010, su buen rendimiento académico automáticamente la calificó para recibir la Beca Regents (Regents Scholarship) de la universidad que se otorga en base académica, y pudo solicitar y recibió la Beca para Música (Music Scholarship) de Concordia en base a su experiencia musical con campanillas. Kristina también entregó su Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA) y obtuvo $1,000 como ayuda para su primer año de estudios; también recibió un Préstamo Directo Stafford Federal (Federal Direct Stafford Loan) del Departamento de Educación de EE.U.U. para cubrir los costos de su matrícula.

Entre las becas, el préstamo, el apoyo de sus familiares lejanos y su trabajo en Concordia, la nativa de San Diego da un ejemplo ideal de la variedad de recursos a los cuales los estudiantes que necesitan ayuda financiera pueden acudir.

“No solo había oportunidades para obtener becas por mis calificaciones, sino también había becas deportivas,” dijo Kristina. “Yo sabía que había becas para música, y me gustó la idea de que uno puede recibir subsidios o préstamos gubernamentales por medio de Concordia, y el proceso por mi parte fue muy fácil para determinar cuáles préstamos quería aceptar.”

Mientras asistió a Concordia cuatro años, Kristina pudo obtener $4,000 cada semestre de la Beca Regents; $750 cada semestre—excepto el semestre que estudió en el extranjero—de la Beca de Música de la universidad; y entre $1,000 y $3,250 cada semestre del préstamo federal.

Ella pudo seguir fácilmente el proceso de solicitud para las becas tanto como el préstamo gracias a las alertas que recibió de la universidad cuando era hora de entregar una solicitud. El proceso de ver todos los números en un solo lugar le ayudó a vigilar cómo distribuía sus finanzas.

Investiga todas las becas disponibles. Puede ser más fácil de lo que piensas.

“Mi experiencia en Concordia fue muy útil sabiendo que contaba ese paquete de ayuda financiera listo cada año,” dijo Kristina. “Me hizo sentir que tenía un plan para el futuro… que no tenía que apresurarme y (buscar) becas cada año o tener un plan diferente. Podía más o menos predecir cómo saldrían los números y cómo iba a tener que planear en cuanto a lo que tenía que pagar por adelantado y cómo balancear todo.”

Para Kristina, tener las becas y préstamos dio lugar a una experiencia más completa en Concordia y después. Ella se integró en muchos aspectos diferentes de la cultura universitaria. Como parte del conjunto musical (music ensemble team), ella hizo giras y se presentó en los servicios de la iglesia los domingos por la mañana. Fue parte del personal de Concordia Courier. Participó en la Exhibición Académica Presidencial (President’s Academic Showcase) con un proyecto escrito acerca de C.S. Lewis. Trabajó como Tutora para Colegas (Core Peer Tutor) y Consultora para Estudio de Escritura (Writing Studio Consultant). Además, Kristina fue a estudiar al extranjero, en Oxford, Inglaterra durante un semestre.

“Las amistades que cultivé en Concordia influyeron mucho en el tiempo que pasé ahí,” dijo ella. “Me sentí muy conectada, muy establecida de manera positiva... Fomentó mi apego por el campus, la gente, las clases, y los profesores. Todo se unió para crear una experiencia fabulosa... yo creo que sacó lo mejor de mí y fue gran parte de quien soy actualmente.”

Fueron esas experiencias las que se llevó cuando al graduarse en 2014, con un bachillerato en inglés y una especialización secundaria en mercadotecnia (marketing). Cuando se mudó a Nueva York en 2015, entró al competitivo Instituto Veraniego de Publicación presentado por la Universidad de Nueva York y logró obtener una codiciada posición en Cambridge University Press (CUP). Dos años más tarde, Kristina es Asistente Superior Editorial de CUP en la oficina de Nueva York, entrenando a otros asistentes editoriales y administrativos, y contemplando la posibilidad de entrar a la escuela de postgrado en los próximos cinco a diez años para estudiar inglés o literatura.

Cuando recuerda su experiencia con la ayuda financiera en Concordia, ella tiene un consejo optimista para los estudiantes que necesitan ayuda financiera para pagar su matrícula:

“Investiguen todas las becas disponibles,” dice ella. “Puede ser más fácil de lo que piensan.”

Infórmate más sobre la ayuda financiera que hay disponible en Concordia University Irvine con la guía paso a paso de nuestra Oficina de Ayuda Financiera.

Back to top